La lucha por los derechos de las mujeres sigue un tema de actualidad, resulta interesante saber que solo hasta el año 2018 Colombia tuvo a una mujer vicepresidente, actualmente Francia Márquez tiene este mismo cargo y es la primera afrodescendiente a llegar a esta función. Otros países de Latino américa, como Chile y Brasil ya tuvieron presidenta.
Hay excepciones, la Canciller Angela Merkel fue elegida cuatro veces durante 15 años a la cabeza de Alemania. En 2020, Merkel fue considerada por la revista Forbes como la mujer más poderosa del mundo.

Un gran avance para la igualdad

El día de la mujer se desarrolló en un contexto de lucha contra las injusticias en un sistema principalmente patriarcal. Deseos legítimos como estudiar y trabajar impulsaron la voluntad femenina a exigir los mismos derechos que sus compañeros. En la actualidad, se hace necesario recordar que no todos tenemos las mismas oportunidades. Ya sea por género, color de piel, lugar de nacimiento, nivel socioeconómico, entre otros factores.

Uno de los derechos más importantes que las mujeres han reivindicado y hoy en día sigue siendo reclamado es el de ejercer su sexualidad de forma autónoma y responsable. Tener la posibilidad procrear sin coacción. Desde hace décadas, la venta de la píldora contraceptiva en Estados Unidos y Europa implicó un gran avance en la protección de la salud sexual y reproductiva femenina. Sin embargo, los debates éticos, de salud y sobre la psicología referentes a los anticonceptivos orales y la interrupción voluntaria del embarazo siguen vigentes. Los derechos sobre la vida y las libertades de millones de mujeres han avanzado mucho, pero aún no son totales. 

¿Cómo podemos ayudar?

Reconocer y dar nuestra ayuda en acciones simples hace grandes diferencias. Nosotros podemos gestionar procesos desde nuestra áreas de conocimiento en comunidades vulnerables cercanas. Si está en nuestras manos también podemos educar y fomentar el equilibrio entre géneros, para que en algunos países se dejen de dar prácticas como la mutilación genital, los matrimonios arreglados y la trata de blancas. Productos de higiene básica de la mujer y medicamentos para el dolor en la edad fértil siguen siendo considerados bienes de lujo en muchos sitios.

Nuestro lenguaje es poderoso y sigue vinculando discriminación, hay etiquetas antiguas que se asignan a la mujer como “el sexo débil”, la mujer en la casa y el hombre afuera trabajando, etiquetas que nos condicionan con formas en que nuestras niñas, madres y hermanas tienen que comportarse en la sociedad.

Origen de la revolución que dio paso al día de la mujer

En marzo de 1857 cientos de mujeres de una fábrica textil se reunieron para manifestar en la calle contra sus salarios bajos: la mitad de lo que recibían los hombres. Este reclamo terminó con decenas de mujeres asesinadas a raíz de la represión policial. Esto dio pie a la fundación del primer sindicato femenino.

Posteriormente en 1911, en una fábrica de camisas de Nueva York hubo un incendio dramático donde 123 mujeres y 23 hombres murieron incinerados. La mayoría jóvenes inmigrantes de origen judío e italiano. Los dueños cerraron las puertas para evitar hurtos lo que hizo imposible el escape.

La primera celebración del Día Internacional de la Mujer se realizó el 19 de marzo de 1911 en algunos países de Europa. Solo fue institucionalizado por decisión de las Naciones Unidas en 1975. Es una conmemoración por la victoria de la mujer para una equidad de oportunidades en la sociedad, por el respeto y la integridad de lo femenino.

La libertad aún es algo nuevo

Nos parece que tenemos derechos y libertades desde hace muchos siglos, pero la verdad hay que contar más bien en décadas. Si hablamos de territorio americano, en 1863, Abraham Lincoln decretó el fin de la esclavitud y la igualdad de derechos para Estados Unidos. En Inglaterra se aprueba el derecho al voto femenino en los años 1920, en el año de 1944 , en Francia el general Charles De Gaulle estableció el derecho de las mujeres a elegir y ser electas, en Colombia, más de 1,8 millón de mujeres colombianas votaron por primera vez el 1 de diciembre 1957.

Cabe resaltar que en la literatura y la ciencia también tienen mujeres a las que la historia poco les devuelve su lugar en la memoria colectiva. Algunas tan relevantes como Hipatia de Alejandría, Rosalind Franklin, Marie Curie y Ada Lovelace pueden ser enseñadas como ejemplos a seguir en los colegios.

Hacia el equilibrio

 Aunque tenemos la costumbre de decir que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, los dos son complementarios como las dos manos de nuestro cuerpo. La verdad es que ambos géneros deben apoyarse, cada uno teniendo capacidades y enfoques que se empoderan y constituyen una unidad. Mientras cada uno vea el otro como un complemento y no un enemigo o queriendo llegar a un igualitarismo generalmente destructor, seguiremos hacia un equilibrio inteligente.

El hecho de que se creen movimientos como el feminismo y de que se acepte la participación de la mujer en decisiones políticas, en las universidades y a la cabeza de empresas es apenas un paso importante hacia el equilibrio. Hoy en día, tanto el hombre como la mujer tienen roles más parejos en temas de aportes económicos y de crianza de los hijos. Los roles se intercambian más fácilmente y los hombres ya no son el blanco de la risa cuando se quedan en casa y la mujer sale a buscar sustento.

Veo este día de la mujer como una conquista de los derechos al equilibrio en la pareja y en la sociedad, algunas se lamentan denunciando las injusticias y la discriminación, con la victimización no habrá avances. En cada ser humano está el poder de cambiar estas situaciones, en los roles masculinos y femeninos hay una gran riqueza mientras hay una elección consciente de ambas partes.

Lo importante es que nosotros construimos la memoria de los hechos históricos y la educación de las generaciones presentes y futuras para que todos tengamos las mismas oportunidades. Todos somos seres humanos iguales y libres.

Dominique Hennechart
Psicólogo 

Acompaño a las parejas para emprender un camino consciente para ser feliz.

Por medio de mi consulta individual y de pareja se restablece el vínculo y se fortalece el amor verdadero.


Déjame tu apreciación sobre este artículo y compártelo.